Un mercado de gran envergadura: 360.000 toneladas de termoplásticos hasta 2020

Los termoplásticos reforzados con fibras se han convertido en todo un éxito de ventas en el mercado europeo. La causa principal: el creciente mercado automovilístico. Según ha demostrado un estudio de Global Industry Analytics (GIA) de San José, Europa ya conforma el mercado más extenso. Gracias a su rigidez, estos materiales composites, preferiblemente con fibras naturales, son especialmente aptos para piezas de soporte. En cinco años, el mercado global superará las 360.000 toneladas anuales.

Los vehículos modernos y ligeros - los preferidos de la industria automovilística en la actualidad - son los principales consumidores de termoplásticos (LFT = Long Fiber Thermoplastics). Además, hay que tener en cuenta el importante papel que desempeña el elevado nivel de reciclaje en Europa. Las fibras naturales mencionadas contribuyen y fomentan el carácter reciclable del material, una característica abiertamente codiciada.

En la fabricación de vehículos, los LFT se aplican sobre todo en los turbomotores y los amortiguadores de golpes. Pero también hay otros sectores que presagian un crecimiento importante del mercado: los anclajes de armadura en el sector de la construcción, las piezas de fundido a presión en electrodomésticos o los rácores roscados en las taladradoras engrosarán el mercado de composites reforzados con fibras. Además de Europa, la zona del pacífico asiático también es un mercado importante para el que los investigadores de mercado norteamericanos prevén un índice de crecimiento de más del 7 % anual, debido a la capacidad de producción disponible en esa zona y la relevancia de países fabricantes de proyectos de hardware de todo tipo, como India y China.

El estudio completo de GIA con todos los detalles se puede solicitar directamente a los analistas californianos por poco más de 5.000 dólares. (www.strategyr.com)